Tributación de dividendos y ganancias de capital recibidos de sociedades extranjeras

Los dividendos y ganancias de capital estarán exentos de imposición en la ETVE, si se cumplen las siguientes condiciones:

a) Residencia y tributación de las sociedades filiales.

Las filiales no deben ser residentes en un paraíso fiscal. Adicionalmente, la entidad filial debe estar sujeta a un impuesto de naturaleza idéntica o análoga al impuesto sobre sociedades en España. Si la sociedad filial es residente en un país que ha suscrito un convenio para evitar la doble imposición con España con cláusula de intercambio de información, esta condición se entiende cumplida.

b) Actividades de las sociedades filiales.

Los dividendos obtenidos de las sociedades filiales deben derivar de la realización de actividades empresariales. Este requisito se entiende cumplido cuando al menos el 85% de las rentas obtenidas proceden de actividades realizadas en el extranjero, citando a título de ejemplo la compra-venta de bienes, la realización de actividades inmobiliarias a través de medios propios, la explotación de activos intangibles como marcas, patentes, etc.

c) Participación y periodo de tenencia en la sociedad filial.

Se exige una participación de al menos el 5% en el capital de la sociedad filial o alternativamente un precio de adquisición de al menos 6 millones de euros. La participación habrá de ser mantenida de forma ininterrumpida, durante un periodo mínimo de un año, anterior al día que sea exigible el beneficio que se distribuya. En su defecto, se deberá mantener posteriormente la participación durante el tiempo necesario para completar dicho plazo.